Ciudadano venezolano que acusó retención irregular en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez regresó a su país.

0
5

El denunciante pasó más de 10 días en PDI del aeropuerto. Su familia acusa a la policía de maltratos y desacato.

El ciudadano venezolano Carlos Enrique Pezoa dejó esta mañana Chile, luego de permanecer más de 10 días en policía internacional retenido por parte de la PDI, quienes no autorizaron su ingreso el país.

Según familiares y amigos del denunciante, el hombre tomó destino a su país de origen luego que sufriera maltrato psicológico por parte de la policía y será un abogado quien presente una demanda contra la PDI por desacato a la ley, ya que según señalan, existía una orden emitida por un juez que decía que Carlos Enrique, debía ser autorizado para ingresar al país, lo que demostraría desacato entre instituciones de la República.

Según cercanos que prefirieron mantener sus nombres en el anonimato, la policía no permitió atención médica, ni aseos personales, lo que se sumó a maltrato psicológico, ya que según relatan, los policías lo habrían increpado varias veces durante su espera. “Termínate de ir, no lograrás nada, vete”.

El hecho se dio a conocer el pasado domingo en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez, donde el ciudadano venezolano Carlos Enrique Pezoa fue detenido por personal de la PDI.

Su detención se realizó luego de que el afectado manifestara su intención de que se le reconociera como refugiado, gatillando que la PDI lo expulsara, cosa que fue interrumpida en el mismo día debido a que su pareja, quien reside en Santiago, presentara una acción de amparo preventiva ante la Corte de Apelaciones de Santiago, siendo acogida a trámite.

Según la pareja del afectado, fue la misma Corte la que le exigió a la PDI, que permitiera a Carlos Enrique, recibir alimentos y medicinas, además de las condiciones mínimas para saciar sus necesidades básicas, cosa que no se habría cumplido por parte de la policía civil según la denuncia, lo que no fue informado a la Corte, incurriendo en desacato ante la orden, hecho que, según el afectado, impidió el uso de sus medicamentos, la alimentación debida y acceso a aseo personal.

A través de un video y una carta, el denunciante y su familia señalaron que los funcionarios policiales «sistemáticamente le señalaban que lo expulsarán fuera del país, ahora amenazándolo con que el martes que viene (hoy) lo enviarían a Colombia».

En un video exclusivo para Tus Noticias, el afectado relató que llegó del Perú el 7 octubre, donde fue expulsado hacia Chile luego de que se le venciera la residencia.

Carlos Enrique, agregó antes de salir del país que “no he podido dormir, he tomado poca agua y sí, me suministran los alimentos, pero estos llegan muy tarde”. “Estoy padeciendo dolor de cabeza, estrés y en mi cara también se puede reflejar” cerró.