MÁS INVERSIÓN EN RIEGO Y EFICIENCIA: PEQUEÑOS AGRICULTORES DE LOS LAGOS DIALOGARON SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO EN MEDIO DE EMERGENCIA AGRÍCOLA

0
16

Un déficit de lluvias como nunca había ocurrido en la región de Los Lagos en los últimos 45 años, y que obligaron hace menos de un mes a declararla en Emergencia Agrícola, fue el tema central del seminario taller “Modernización del agro y adaptación al Cambio Climático”, que reunió este miércoles a más de 40 pequeños agricultores y ganaderos locales, y equipos técnicos, convocados por INDAP.

El taller, el noveno similar de una serie que este servicio del Ministerio de Agricultura ha organizado con productores desde Atacama hasta Biobío, permitió compartir los conocimientos desde la academia y la asistencia técnica con la experiencia del trabajo en la tierra, para encontrar soluciones a las dificultades que genera este fenómeno y también conocer oportunidades.

El director nacional de INDAP, Carlos Recondo, en su saludo a los asistentes destacó la importancia de estos talleres también “para ir adaptando nuestros programas a esta nueva realidad” y resaltó que ante la baja de precipitaciones locales que pone en riesgo la alimentación del ganado, se abrió un concurso especial del programa de praderas suplementarias al que se le están inyectando más de $1.000 millones “y así poder responder a la demanda de fines del invierno”. Esto junto con contar este año en INDAP con el “presupuesto más grande que ha tenido en su historia para riego”.

El profesor de la Universidad de Chile, ingeniero Agrónomo y doctor en Ciencias Agrarias, Rodrigo Callejas, fue el encargado de abrir la jornada con una charla magistral en que describió las distintas expresiones del cambio climático y las proyecciones para la zona que este año elevó las alertas debido a la inminente escasez de alimento para el ganado.

En su exposición detalló con gráficos e imágenes la llegada a Los Lagos a través de fenómenos en los últimos años como granizos en noviembre en Frutillar, nieve en Chiloé, tormentas eléctricas y trombas marinas en septiembre, alta temperatura en los límites con Aysén, además del reciente descenso en las precipitaciones de verano. 

Indicó que, a diferencia del norte del país y de algunas zonas de la región que requieren mayor solidaridad, aquí en general aún se puede tener una mirada mucho más positiva ante un “mundo de oportunidades” de nuevos cultivos y de otras actividades como el turismo rural, e insistió en que se requiere estar conectados, capacitarse y prepararse. Dirigiéndose a los productores presentes los llamó a “valorar que ustedes están un paso adelante”.

La productora lechera de Los Muermos y Presidenta del Consejo Asesor Regional -CAR- de INDAP, Nelly Moraga, consideró que espacios como estos son muy necesarios ya que «podemos conocer registros, estadísticas y posibles soluciones para enfrentar el cambio climático de aquí en adelante (…) Es importante estar preparado y bajar la información a todos nuestros agricultores para que hagan las cosas distintas a como las vienen haciendo durante años, porque no se creía que este problema lo íbamos a tener y ahora sí hay una preocupación al respecto”. 

Al término de la clase magistral se dio paso a una sesión de preguntas de los asistentes al académico a través del chat. Los productores, que también recibieron el saludo del director regional de INDAP, Carlos Gómez, el cual enfatizó el compromiso institucional permanente y ante emergencias como estas, luego se separaron en grupos virtuales junto a coordinadores de INDAP para dialogar sobre sus experiencias y proponer acciones ante dos temas claves: Gestión del Riego y Gestión del Riesgo.

Emergencia Agrícola en Los Lagos

La Ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, el 15 de abril en Puerto Montt, durante una visita a la región junto al director nacional de INDAP, Carlos Recondo, decretó zona de emergencia agrícola debido a que en la actual temporada en la región se registraron en promedio las precipitaciones más bajas de los últimos 45 años, lo que ya afecta el crecimiento de las praderas y llevado a los ganaderos a consumir antes el alimento guardado para sus animales en invierno. 

En el caso de la pequeña agricultura la medida implica recursos de emergencia desde INDAP para preparar forraje. Además de la oferta de un concurso especial en el programa de praderas suplementarias que se incrementó con más de $1.000 millones de pesos, se dispuso también  renegociación o reprogramación de deudas y $6.000 millones en créditos de corto plazo.

Esta declaración adoptada por el Minagri se sumó a las medidas resueltas por el Ministerio de Obras Públicas que firmó un decreto de escasez hídrica, que regirá por 6 meses, puntualmente para las provincias de Osorno, Llanquihue y Chiloé.

PINCHE AQUÍ PARA REVISAR EL VIDEO DE LA SESIÓN PLENARIA DE ESTE TALLER.