Ni en la peor de las pesadillas: Chile pierde en un increíble partido frente a Ecuador

0
8

La Roja de Lasarte cayó 2 a 0 en un partido donde fue expulsado Arturo Vidal y dos lesionados debieron dejar la cancha. Qatar 2022 se ve lejos, pero con aún con ilusión.

Mala suerte, intervención de brujos o simple casualidad. Cualquier explicación parece insuficiente para lo que sucedió anoche en San Carlos de Apoquindo con nuestra selección nacional, y es que al término del primer tiempo eran tantas las desgracias que no se sabía si reír o llorar profundamente o bien irse a dormir para que pasara la amargura.

El primer puño en la cara fue el tempranero gol de Estupiñan, quien a los 9´ aprovecho un despeje a medias de Gary Medel para meter un zambombazo cruzado imposible de atajar para Claudio Bravo, quien por más que voló y se estiró como un chicle, nada pudo hacer.

No alcanzábamos ni a pasar el trago amargo del golazo ecuatoriano, cuando a los 13´ una patada del Rey Arturo digna de Bruce Lee, impactó en el defensa rival quien cayó al suelo retorciéndose de dolor. El árbitro no dudó ni un segundo en echarse la mano al bolsillo de atrás para sacar la tarjeta roja y alzarla sobre la cabeza de Vidal, quien visiblemente triste salió de la cancha bajo una ovación.

Dicen que pasó Freddy Krueger y no podía creer la pesadilla que estábamos viviendo, pero la noche era joven y nos tenía preparada aún más desgracias, ya que pocos minutos después Eugenio Mena y Alexis Sánchez, se tirarían al pasto para pedir el cambio. Terrible.

Por suerte llegó el término del primer tiempo y la pregunta que todos nos hacíamos era que se podía estar diciendo al interior del camarín de la Roja. Volver a salir a la cancha después de un fatídico primer tiempo era algo que había que revertir en San Carlos de Apoquindo. 

El equipo saltó a la cancha con una cuota de esperanza pese a estar con 10, pero al pasar los minutos se veía que en los jugadores chilenos había más corazón que fútbol, lo que, dicho sea de paso, no fue suficiente para marcar la igualdad. Por su parte Ecuador, se farreó al menos dos goles que pudo haber hecho aún más oscura la noche.

Sierralta terminó jugando de 9, desgarrado, haciendo número para no dejar al equipo chileno con uno menos, ya que no había más cambios. Ya en los descuentos Ecuador volvió a puñetear, esta vez fuera del área, cruzado, abajo, inatajable para Claudio Bravo.

Terminó el partido, y por ahora estamos fuera del mundial de Qatar. Sin embargo, en enero se viene una nueva fecha que podría marcar el futuro de la selección nacional.